La conjuntivitis hemorrágica reaparece en Yucatán
La conjuntivitis hemorrágica reaparece en Yucatán, luego de ocho meses, al registrar el segundo caso de esta molestosa enfermedad, reveló la Secretaría de Salud federal.

La semana pasada, en el país se registraron dos casos de esta patología que afecta a los ojos, distribuidos en Coahuila y Yucatán.

En lo que va del año, ya son 131 los casos confirmados, dos de los cuales cuatro están en la Península de Yucatán, cuyo aumento es del 100 por ciento con respecto al mismo período de 2021, cuando el total fue de dos contagiados.
En lo que va del año, en Yucatán ya se registraron dos casos de esta infección de la conjuntiva, un hombre y una mujer, cuando en 2021 no se registró caso alguno.

El primer caso de Yucatán, para este año en curso, fue una mujer, se detectó en la semana epidemiológica número 3, correspondiente del 16 al 22 de enero pasado.

Mientras que el segundo caso fue un hombre, el cual se contagió durante la semana 42, correspondiente del 16 al 22 de octubre pasado.

De 2013 a la fecha, en el Estado se han confirmado 176 casos, de los cuales, en 2017 fueron 160 los infectados, cuando se registró un brote epidémico, por lo que Yucatán ocupó el tercer lugar de la tabla nacional de incidencia.

Mientras que en 2018 fueron siete los positivos, dos casos se detectaron en 2014, 2019, 2020, y 2022, mientras que con uno sólo en 2016. La problemática estuvo ausente en 2013, 2015 y 2021.

Asimismo, hasta el momento sólo se han detectado dos casos en Quintana Roo, y la patología está ausente en 13 entidades, tal el caso de Campeche.

La Conjuntivitis Epidémica Aguda Hemorrágica (CEAH) es un padecimiento agudo, benigno y autolimitado, de inicio súbito y bilateral, caracterizado por dolor ocular intenso, fotofobia, visión borrosa, epifora (lagrimeo continuo), e hiperemia (infección) conjuntival con hemorragias subconjuntivales de tamaño variable, principalmente.

Por ende, es importante conocer los síntomas de esta enfermedad que son hemorragia en el ojo, exceso de sangre, lagrimeo y molestia a la luz directa, secreción serosa, escozor o picor ocular y sensación de cuerpo extraño.

La conjuntivitis hemorrágica es una enfermedad de origen bacteriano, mientras que la común, la irritación de la conjuntiva es de tipo viral, y no hay un medicamento específico para eliminar la enfermedad, por lo que la piedra angular para cortar el brote son las medidas higiénicas básicas, y lo primordial es el lavado de mano, de manera frecuente.

¡Comparte!

You must be logged in to post a comment Login